En Twitter

    follow me on Twitter

    Quieres que te llegue al mail

    lunes, 23 de marzo de 2015

    EL ORIGEN DE PEACESTARTUP


    Comparto mi último post en el blog de Value4chain sobre nuestro proyecto para aportar la construcción de paz. 

    "¿Por qué PeaceStartup? Es una de las preguntas que nos han hecho últimamente con más frecuencia.
    Para responderla tengo que contar un pedazo de historia y de aprendizajes, para dar luces sobre cómo llegamos a este camino.

    LA PRIMERA RAZÓN: MI PROPIO CAMINO COMO EMPRENDEDOR

    Soy emprendedor profesional. Si el emprendimiento fuera una carrera y se contara por el tiempo que llevo emprendiendo, tendría un doctorado y estaría haciendo un post doctorado. He recorridos todos los caminos del emprendimiento, el de subsistencia, vendiendo dulces y tinto en el colegio y luego collares y aretes colombianos mientras estudiaba en la Escuela de Cultura de Paz, en Barcelona. El Freelance, que se convirtió en una empresa de consultoría (Semilla), aprendiendo a ganar capacidad de escala y que nos ha dado la oportunidad de entender cómo funcionan diversos sectores de la economía. El internacional, para cambiar las prácticas empresariales a nivel global y que va dando sus frutos, pero no deja de estrellarse con la complejidad de la burocracia internacional y empresarial (BHR). El emprendimiento social, con tintes de innovación social (Bisagra) en donde me acerqué al ecosistema de innovación social y a las dificultades de productividad de víctimas y desmovilizados. Y el emprendimiento digital, el de las Startups, el que más suena y el que promete crecimiento acelerado, escala y globalidad (Value4chain).
    Este camino de montaña, además de darme enseñanzas como emprendedor también me ha enseñado sobre el ecosistema. La conclusión principal, el camino del emprendimiento es solitario y es fácil perderse en una selva de oportunidades sin límite. Mis retos personales principales: encontrar, entender y sostener un equipo y enfocarme en un solo problema, una sola solución. No es necesario comerse el mundo en un solo bocado.
    En PeaceStartup queremos que otros emprendedores se ahorren tiempos de aprendizaje y aceleremos el “go to market” de sus ideas.

    LA SEGUNDA RAZÓN: EL CAMINO DE EMPRENDIMIENTO DE MIS SOCIOS

    En el emprendimiento, como en el amor, a veces uno se cruza en el camino con otro caminante. Es entonces cuando ajusta su destino para caminar al lado de un equipo. En mis socios de Value4chain encontré inquietudes similares a las mías, aprovechamos sinergias y nos enfrentamos al mercado, tan complejo como es, para aportar un grano de arena a cadenas de valor más sostenibles. En mi socia de BHR encontré una visión internacional y una preocupación por los países en conflicto, por querer aportar a la agenda de gobernanza global. Todos juntos nos hallamos ante la misma convicción: la creencia de que el emprendimiento puede aportar innovación y generar valor económico, pero también ambiental y social. Y todos nos encontramos también en que emprender es de por si complejo, y mucho más complejo si se trata de emprendimientos para la construcción de paz. Así que en PeaceStartup queremos cruzar los caminos de emprendedores con inquietudes similares.

    LA TERCERA RAZÓN: EL ECOSISTEMA EMPRENDEDOR ESTÁ SEGMENTADO

    Personalmente lo vengo sintiendo hace años, el ecosistema emprendedor está roto, partido en dos, o en más partes: remando en círculos algunas veces. Por un lado va el emprendimiento social y por otro el ecosistema de emprendimiento digital. Por un lado hablas con los actores del ecosistema social, preocupados por las injusticias del mundo y ansiosos por encontrar soluciones más potentes, que se refieren al poder de la tecnología, pero no conversan con los geeks y hombres de negocio de las startups digitales. Además, asistes a los eventos de emprendimiento digital y observas soluciones para los pequeños problemas de las ciudades, o para necesidades específicas de algún segmento, pero es raro encontrar innovación e ideas para problemas más estructurales, en donde quizá estén las grandes oportunidades de mercados como el Latinoamericano, con más de la mitad de su población en condición de pobreza, conflicto o aislamiento. No es que los actores del ecosistema de emprendimiento social no piensen en tecnología, o que los actores del ecosistema digital no traten de pensar en los grandes problemas reales, sino que no hay una conversación fluida, no hay espacios concretos para conectar mundos tan cercanos como distantes. Con PeaceStartup quicimos acercar estos mundos distanciados, propiciar un diálogo racional y razonable y unir esfuerzos en este caso para la construcción de paz.

    LA CUARTA RAZÓN: CRECIMOS ACOSTUMBRADOS AL CONFLICTO, PERO SOÑAMOS CON UN PAÍS EN PAZ

    El deseo de trabajar de manera práctica en la construcción de paz, como iniciativa empresarial y supranacional, nos movió a avanzar en este camino. ¿Qué tiene que aportar un desarrollador a la paz? Me dijo un día mi socio Elkin Garavito: “Nosotros sabemos de código, de bases de datos, de algoritmos”. “Todo”, le dije. Las TIC traen una promesa de transformación implícita. Para mi otro socio, Julian Ballesterios, la comunicación, y el markentig, tienen todo que decir, que aportar. “La comunicación influye en cómo actuamos y decidimos, en cómo transformamos una cultura”. Claudia Patiño, nuestro socia y polo a tierra a la realidad, fue al grano: y ¿cómo lo hacemos posible?, ¿qué hay que hacer? Pues empezar.
    Como emprendedores entendemos cómo funciona el ecosistema, queremos aportar a la paz. Alguno, junto con muchos otros, tienen que seguir avanzando en la terea. No es solo un tema de negociaciones complejas y posiciones polarizadas, la paz nos interesa a todos y nos afecta en lo que hacemos, en las decisiones que tomamos. A todos nos interesa un país en paz.
    Así que PeaceStartup es un pequeño aporte a nuestro país, sin perder de vista que la construcción de paz es un tema global.

    LA QUINTA RAZÓN: ESTE SENTIMIENTO DE NO SABER QUÉ HACER PARA APORTAR A LA PAZ

    Sabemos que emprendiendo no estamos solos. Hay muchas ganas, muchos programas, muchos incentivos y más importante, muchas oportunidades. Pero no siempre es fácil ubicarse cuando el emprendimiento es una mega tendencia. Además, percibimos un sentimiento común de que los temas de la construcción de paz les interesan, pero aparte de buscar mejores relaciones con lo demás, más paciencia en las filas de Transmilenio y mejores prácticas de conducción, no saben cómo más aportar. En PeaceStartup esperamos crear un espacio para que cada cual, desde su conocimiento, pueda aportar a la solución de los grandes retos de la construcción de paz.

    LA SEXTA RAZÓN: QUERÍAMOS PILOTEAR JUNTAS IDEAS QUE CARGAN CON LA PROMESA DE UN MUNDO MEJOR

    Emprendimiento, TIC e innovación, son conceptos poderosos, que están moviendo instituciones, con personas y recursos. La promesa es ambiciosa: vamos a cambiar el mundo, tenemos con qué. Ponerlos juntos y pilotear un escenario con diferentes actores públicos, privados, de cooperación y financieros, nos pareció un gran reto y los grandes retos nos apasionan. Además, no teníamos mucho que perder. El sólo hecho de ensayar dejaría valiosos aprendizajes.
    Entonces PeaceStartup es el resultado de muchas coincidencias, conceptos poderosos, un equipo comprometido y la presión de algunos aliados que creyeron en los conceptos anteriores.
    Estamos a unos cuántos días de pasar a la segunda fase de esta aventura. Luego de varios meses de trabajo intenso en comprender el contexto de construcción de paz, de aprender caminos de cómo no hacerlo y de encontrar formas de cómo hacerlo mejor, ya tenemos seleccionados los retos de Agro, Minas y Oportunidades, cada con líneas de trabajo concretas, que buscan inspirar la imaginación práctica de emprendedores, aliados y potenciales financiadores. Aún estamos escribiendo esta historia y el camino será largo y montañoso, como nos gusta.

    En el siguiente link podrá conocer más sobre el primer PeaceStartup Experience, e inscribirse como participante:

    viernes, 25 de abril de 2014

    Relación entre empresa y derechos humanos, explicada en video

    Cuando a las empresas se les habla de derechos humanos aún existe cierta confusión. ¿Qué tiene que ver esto con mi negocio? Dicen algunos. Nosotros siempre hemos sido respetuosos de los derechos humanos - dicen otros.

    Jhon Ruggie, quien fuera representante especial de Naciones Unidas para el tema de Empresa y Derechos Humanos solía preguntar a las empresas: ¿usted ha violado o viola los derechos humanos? No, respondían apurados los funcionarios de las empresas. Ruggie les contrapreguntaba: How do you now? (Cómo sabe).

    Las cadenas de valor en nuestro contexto son globales. En un teléfono móvil, las pantallas se producen en China, o Taiwan, la memoria en Corea o en Estados Unidos, se ensamblan en China o en India. La ropa se diseña en Madrid, al tela se compra en la India, se confecciona en Bangladesh y se vende en todo el mundo. Saber si en la cadena de valor se violan los derechos humanos es un asunto complejo.

    Hay que empezar procesos de debida diligencia para asegurarlo.

    Pero ojo.  Antes es necesario que cada empleado de la empresa comprenda el deber de respeto de los derechos humanos. En el conocimiento del tema está la base para asegurar que no se produzcan impactos negativos a los derechos humanos.

    Así lo ha entendido el Pacto Global España y creo este video de 5 minutos explica la relación entre empresa y derechos humanos.

    Recomendado.


     

    Video Formativo "Empresas y Derechos Humanos" (con subtítulos en inglés) from Pacto Mundial on Vimeo.

    La Red del Pacto Mundial España presenta un vídeo formativo sobre “Empresas y Derechos Humanos”, con dos objetivos claros:

    • Ofrecer un conocimiento homogéneo de qué son los derechos humanos
    • Reflexionar sobre las implicaciones reales y tangibles sobre los derechos humanos de las actividades de las empresas y de las personas que trabajamos en ellas

    Este vídeo tiene carácter didáctico y divulgativo, y aborda la cuestión de los derechos humanos y su relación con las empresas, dirigido a cualquier persona dentro de las organizaciones para asegurar el entendimiento de esta materia en todos los niveles de las empresas.

    El contenido del vídeo aborda, en una primera sección, el marco de referencia internacional de aplicación a todas las empresas en materia de derechos humanos y, continúa con la presentación de tres dilemas para los empleados relacionados con vulneraciones de derechos humanos a las que se podrían enfrentar en el desarrollo de sus funciones dentro de sus organizaciones.


    <a href="http://vimeo.com/85810243">Video de formación empresa y derechos humanos</a>

    lunes, 14 de abril de 2014

    Diálogo Social sobre empresa y derechos humanos, organizado por el Programa Presidencial de Derechos Humanos y DIH

    El pasado Jueves 3 de Abril de 2014, se llevó a cabo el Diálogo Social sobre empresa y derechos humanos, organizado por el Programa Presidencial de Derechos Humanos y DIH y en la sede de la Superintendencia de Sociedades. En esta ocasión el diálogo contó con la presencia de las Cámaras de Comercio de todo el País. El objetivo era iniciar el diálogo sobre los retos para las empresas en cuánto a los derechos humanos en los distintos ámbitos de influencia de las Cámaras de Comercio.
    El Programa Presidencial de Derechos Humanos y DIH está trabajando en una política pública de empresa y derechos humanos y ha decidido escuchar a los actores interesados.
    En esta ocasión se presentó la visión del Superintendente de Sociedades, del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, de  Bancoldex, de la Red de Protección al Consumidor, de la Junta General de Contadores, del Fondo Nacional de Garantías y por supuesto de las personas que están coordinando el diseño de la política dentro del Programa Presidencial de Derechos Humanos y DIH.
    Nosotros desde Value4Chain tuvimos la oportunidad de presentar nuestra visión sobre los retos de una política pública de empresa y derechos humanos con especial foco en: cadena de valor y la urgencia de utilizar las nuevas tecnologías para generar un crecimiento exponencial del compromiso de todas las empresas en el respeto de los derechos humanos.
    Nuestra presentación giró entorno a 4 grandes temas:
    1. La relación entre sostenibilidad y competitividad.
    Acá mencionamos la importancia para las empresas en Colombia y Latinoamérica de tomar en cuenta que la competitividad en el mercado global pasa por la disminución de los impactos ambientales y el respeto a los derechos humanos.
    2. La agenda de derechos humanos.
    En donde reflexionamos sobre cómo, con la aprobación de los Principios Rectores de Empresa y derechos Humanos, de Naciones Unidas, se había conseguido un consenso importante con el sector empresarial. Además tomamos en cuenta cómo los planes nacionales de empresa y derechos humanos estaban presionando a las multinacionales a tomar en cuenta la debida diligencia en toda su operación, incluida su cadena de valor y por lo tanto, a presionar a las pequeñas y medianas empresas a quienes compran para que aseguren el respeto a los derechos humanos. Y finalmente reflexionamos sobre cómo los tratados de libre comercio firmados por Colombia incluyen y seguirán incluyendo cláusulas sobre el deber de respeto a los derechos humanos de las personas, con especial énfasis en los derechos laborales. Por lo tanto, toda esta agenda servía para soportar el primer punto en cuanto a que las PyMES no podrán ser competitivas si no toman en cuenta una agenda de sostenibilidad, en este escenario en particular de respeto pleno a los derechos humanos.
    3. La urgencia de encontrar modelos escalables.
    Como parte de la agenda anterior mencionamos uno de los retos que es cada vez más visible en esta agenda de gestión de los derechos humanos: el deber de profundizar en la cadena de valor. Mostramos la complejidad de este reto, dada la globalidad de las cadenas de valor, el tamaño de éstas (empresas como Nestlé o Ecopetrol tienen más de 30.000 proveedores). Esta complejidad tiene un alto costo para una gestión adecuada, lo que nos lleva a preguntarnos sobre las oportunidades de utilizar las nuevas tecnologías para profundizar en la agenda.
    4. Los logros y la experiencia con Índice SLA
    En esta urgencia y oportunidad de utilizar nuevas tecnologías para escalar y aumentar las capacidades de las empresas para gestionar sus temas de sostenibilidad y respeto por los derechos humanos, mostramos cómo la tecnología nos permite escalar de manera exponencial y lograr las transformaciones que parecen más urgentes.
    En este último punto presentamos cómo con una inversión mucho menor a lo que costaría hacerlo empresa por empresa, con el Índice SLA habíamos logrado de la mano de empresas como HOCOL y de entidades como la Superintendencia de Sociedades poner en la agenda de más de 180 compañías el tema de la sostenibilidad, , con herramientas concretas, útiles para su gestión.
    El link al video de la presentación.
    Notas empresa y derechos humanos 2 from Juan Cano on Vimeo.

    lunes, 10 de marzo de 2014

    ÉTICA, SOSTENIBILIDAD Y TRANSCENDENCIA

    Último post en el blog de Value4Chain
    Acá lo pueden leer o lo transcribo para que sea más fácil: 

    Los valores no pueden ser sólo palabras, deben tener aplicación práctica e integral, se deben interiorizar y vivir en la cotidianidad. Las decisiones que tomamos, los senderos que tomamos, son mejores cuando tienen fundamento racional, moral y ético. La ética nos permite pensar sobre los valores y las acciones virtuosas que conducen a que el ser humano pueda desarrollar sus potencialidades para cumplir cada una de las etapas del camino.
     IMG_4123
    La sostenibilidad o responsabilidad social empresarial está cargada de valores, de principios y de buenas intenciones. Estructuralmente está compuesta por algunas declaraciones formales expresadas en códigos éticos o de gobierno, en políticas de responsabilidad social, de derechos humanos, de relacionamiento, de medio ambiente. Este es sólo el comienzo.
    La actuación responsable requiere que estas políticas y declaraciones entren a formar parte de los procesos empresariales, que éstos sean medidos con los indicadores adecuados y, más importante aún, que cada una de las tareas del proceso sea ejecutada por personas comprometidas con lo declarado en las políticas.
    A veces, en el diseño de los sistemas de responsabilidad social o de gestión sostenible de los negocios se olvida este reto fundamental: que las organizaciones están compuestas por personas y que sólo ellas son las que están en capacidad de hacer y llevar a la práctica las declaraciones de las políticas y los compromisos de la empresa con la sociedad.
    Usualmente, la manera de abordar este reto es asumida con horas intensas de capacitación con empleados directos y, en el mejor de los casos con  empleados de los contratistas, para lograr cumplir con las promesas de las declaraciones escritas en las políticas.
    Estas capacitaciones son habitualmente escenarios de conversación abierta sobre la complejidad del entorno y, por lo tanto, sobre los riesgos que existen de que la organización no pueda cumplir con sus compromisos éticos o de responsabilidad social.  Aparece por lo general cierto pesimismo, sobre la queja de que los seres humanos estamos acabando con los recursos del planeta, estamos creando sociedades injustas y corruptas, y que las empresas y sus empleados deben navegar en este mar de complejidad.
    Pero al mismo tiempo, siempre persiste la esperanza en que al seguir el camino de declarar un compromiso con unos mínimos valores éticos, de respeto a los derechos de todos los grupos de interés, y de protección del medio ambiente, sólo si seguimos intentándolo, quizás sea posible construir un entorno más justo, cuidadoso del medio ambiente y posible para las generaciones futuras.
    En esos momentos de esperanza, la ética -ese compromiso racional por unos valores-  y la gestión responsable dentro de la empresa, parecen alinearse para dar un sentido de trascendencia -de conexión con el pasado, el presente y el futuro-  a cada empleado, que entiende que su rol no sólo está conectado con la naturaleza del negocio, sino con la necesidad de participar de manera coherente con el deber empresarial de cumplir con sus promesas de respeto de las personas, cuidado del medio ambiente y responsabilidad.
    Es acá cuando, en la búsqueda por desarrollar toda la potencialidad como individuos, en el marco de una empresa que debe gestionarse de manera sostenible, se hace posible trascender, conectados con la tierra, con los que la habitan, habitaron antes y con los que vienen. Ética, sostenibilidad y transcendencia en cada uno.

    IMG_4144
    The following two tabs change content below.

    Lanzamiento del índice de Sostenibilidad, Legislación y Ambiente SLA en la Superintendencia de Sociedades


    El pasado viernes 07 de marzo en horas de la mañana realizamos a cabo el lanzamiento de la herramienta de gestión de sostenibilidad índice SLA de Value4Chain, esto a través de la alianza con la Superintendencia de Sociedades, entidad del gobierno que presentaría el Índice SLA comoUna herramienta que puede facilitar a las empresas el abordar los temas de sostenibilidad”. 


      
    En el auditorio de la Superintendendcia de Sociedades se dieron cita empresarios de diferentes sectores, organizaciones y entidades del gobierno, para aprovechar la oportunidad de registrarse en el Índice SLA, hacer uso, y recibir una evaluación de la gestión de los temas de sostenibilidad a través de esta plataforma.   Para llegar a plantear este lanzamiento, Luz Amparo Macías, Coordinadora del Grupo de Buenas Prácticas y Líder de Responsabilidad Social de la Superintendencia de Sociedades, se reunió previamente con Value4Chain para conocer la herramienta, la metodología y la manera en la que la misma hace la evaluación de los temas de ética, cumplimiento y sostenibilidad empresarial.  Una herramienta como esta no existen en Latinoamérica para las PyMes.  Luz Amparo Macías pudo evidenciar que el Indice SLA es además una herramienta de gestión tanto para Grandes empresas, como para PyMes y cadenas de valor. 

    A partir de la alianza entre Supersociedades y Value4Chain, decidieron ofrecer la posibilidad de conocer y utilizar la herramienta sin ningún costo a las empresas que se relacionan con la Superintendencia de Sociedades; esta alianza es posible por el apoyo que Apps.co, la iniciativa del Ministerio TIC para promover los emprendimientos de base tecnológica, le proporciona a Value4Chain por destacarse como uno de los 10 emprendimientos de base tecnológica del 2013 a ser consolidados.

    Juan Andrés Cano, CEO de Value4Chain y experto en temas de sostenibilidad y responsabilidad social, tuvo la oportunidad de dirigirse al auditorio para acercar el concepto de Sostenibilidad a la realidad de las empresas y organizaciones de Colombia, explicó la relación de estos temas con la innovación y la competitividad empresarial, y habló sobre casos puntuales en los que es evidente que gestionar la sostenibilidad hoy está lejos de los conceptos caducos de filantropía y altruismo, y cerca de las exigencias internacionales y de los mínimos operacionales, siendo un factor clave de desarrollo.

    Por último Julián Ballesteros, experto en diseño de marca y procesos de responsabilidad social, quien se desempeña como CCO de Value4Chain explicó en detalle el Índice SLA y la necesidad de que las empresas aborden y gestionen estos temas de manera estratégica, pues las grandes empresas ya tienen la presión de ajustarse a estándares internacionales de cumplimiento y así evitar riesgos económicos y reputacionales, y las PyMes se ven obligadas a cumplir con esas tendencias cuyo no cumplimiento restringirá el acceso a la cadena de valor de las grandes empresas.  

    Julián Ballesteros dio a conocer el proceso y las etapas que las empresas y organizaciones deben seguir para registrarse y utilizar la plataforma del Índice SLA.  Los pasos serán el registro, para recibir un usuario y contraseña de acceso; el diligenciamiento, que comprende las categorías de inventario de políticas, sistemas de gestión y resultados de la gestión; una auditoría a la información y los documentos de soporte suministrados, seguido de una actualización por parte de las empresas; y la entrega del informe consolidado o perfil sostenible, que incluye un rating entre 0% y 100% y un ranking general y sectorial, con el cumplimiento discriminado por categorías y clases que da cuenta de las oportunidades de mejora y posibles planes de acción para mejorar la gestión empresarial.

    La Superintendencia de Sociedades quiso realizar su propio registro y valoración en el Índice SLA, compartiendo con el auditorio los resultados de la misma como ejemplo del diagnóstico que asegura Luz Amparo Macías puede facilitar el Índice SLA, e invitó a las organizaciones civiles y entidades del gobierno a seguir su ejemplo, para asumir los temas de sostenibilidad como un reto y un lineamiento estratégico para el país.


    Para más información de sobre el Índice SLA vista www.indicesla.com