En Twitter

    follow me on Twitter

    Quieres que te llegue al mail

    viernes, 21 de noviembre de 2008

    Las pirámides


    Hace días que no escribo en el blog. No tanto porque no haya tenido tiempo, estuviera de vacaciones o me haya dado pereza, sino porque he estado saturado de información. Leyendo sobre redes sociales, sobre web 2.0, sobre responsabilidad social empresarial, sobre la crisis financiera (de la que debo un post, que espero colgar algún día) y claro, el tema más reciente en Colombia: las pirámides y la reacción del gobierno de declarar un estado de emergencia social.

    Decidí escribir sobre este último tema: DMG y las demás figuras geométricas de moda.

    Conversando con parientes y amigos hemos pensado y analizado el asunto así:

    1. Es un problema social porque afecta a 500 mil personas según cifras de los medios. De esas 500 mil no creemos que todos sean pobres, como quieren hacerlo ver los seguidores de uno de los líderes geómetricos mesiánico postmoderno pop, David Murcia. Sea como sea, afecta a muchos pobres y otros cuántos ricos y clases medias que por lo menos verán disminuídas su capacidad de ahorro y mermada su rumba de navidad.

    2. No es claro si el gobierno llegó en buen momento para controlar el asunto. Las pirámides son negocios de vieja data y era un secreto a voces que en Pasto había personas sin trabajar. La comodidad de no hacer nada, esperando rentabilidades de hasta 300% en 6 meses. Ganancias nunca antes vistas ni en la burbuja de Internet de los 90´s. Al parecer la reacción del gobierno es tardía. Desde hace tiempo a todos nos olía mal. Algunos alcanzan a pensar que es una reacción política y mediática en sus raíces, cómo cortina de humo de los asuntos de derechos humanos y falsos positivos. Cómo sea, el asunto está caliente y, tarde o temprano, los genios estafadores darían revancha. Además el estado de emergencia social le da potestades al gobierno para regular temas pendientes como la usura, los préstamos gota a gota, y ojalá que alguna reforma de fondo del sistema financiero, que genere confianza para los ahorradores nacionales.

    3. El sistema financiero es uno de los que debe ser señalado. Es un sistema que, a la fecha, no permite ahorrar realmente. Cualquier cuenta de ahorro, CDT, entre otros, usualmente sale más costosa y en el extracto del año, si calculamos la inflación nuestro dinero no produjo nada. Mientras tanto los bancos muestras grandes ingresos y utilidades. Es negativo que nos guste el dinero fácil, pero tampoco es justo que no ganemos nada por nuestro dinero.

    4. Hay un serio problema ético en la cultura nacional: la búsqueda de dinero fácil es muy preocupante. El estafado, dice la teoría del derecho penal, siempre tiene algo de culpa en el proceso de estafa: su avaricia lo lleva a tomar decisiones irracionales desde el punto de vista económico. Cómo es posible creer que sin trabajar podamos duplicar nuestro capital. Claro, la situación de algunas familias colombianas podrían llevarlos a creer en que es un sistema justo, pues reparte una riqueza mal repartida. Pero este argumento es una falacia, porque la distribución social no se puede dar sin bases financieras reales y no puede fundamentarse en ingresos de negocios ilegales. Ahora, esta avaricia no es de 1 o 2 sino de 500 mil. Hay algo que no anda bien en nuestra cultura. Es un tema de fondo, al que no le veremos solución en los 3 meses del estado de emergencia. Muchas causas podemos tratar de encontrar para explicarlo, pero será asunto de otro post.

    5. Un punto muy interesante, en la genialidad de los delincuentes, es que democratizaron el lavado de activos. El negocio de las pirámides siempre ha existido, ya lo comentábamos, pero siempre a tenido un punto de quiebre, por ser insostenible financieramente. No obstante, DMG ha durado más de 5 años, pagándole, a los primeros afortunados, rentabilidades sorprendentes. De dónde viene ese dinero? De unos bienes prepagados? De los demás miembros de la pirámide? Tal vez un poco, pero la mayoría viene de negocios ilícitos. El lavado de activos no es un tema nuevo en nuestro contexto, pero lo maravilloso de Murcia y sus secuaces es que lo democratizó. Ahora 500 mil "socios" de DMG marchan por las calles, indignados porque su irracional decisión generó que el estado persiguiera a las cabezas de la organización y congelara las cuentas. Ya hubieran querido los hermanos Rodríguez contar con una base social tan legítima, en el sentido de que los "ahorradores" de DMG no hacen parte de la estructura de lavado, aunque sí de la de la avaricia. Si yo fuera mafioso estaría dichoso de ver que miles de personas, estas si muy decentes, marchan por las calles apoyando la causa social de una organización que supo venderse y estructurarse cómo legal, pese a que sus raíces se claven en la ilegalidad. Debemos reconocer el cabezazo.

    Me quedan cosas por decir, pero luego no se lo leen completo.

    Finalmente, un poco de humor no vendría mal. Un capítulo de los Simpsons ya había dicho, en 20 segundos, mucho más de lo que acá tratamos de decir. El poder de la imagen. Acá les dejo el link de Youtube, porque la verdad no he logrado que aparezca en el post directamente.


    http://es.youtube.com/watch?v=TiDCSGwrnEw

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    El blog es un diálogo. Comenta este post.