En Twitter

    follow me on Twitter

    Quieres que te llegue al mail

    lunes, 3 de noviembre de 2008

    Recomendado de la Semana: persuadir requiere pensar y trabajar


    Estaba leyendo mi google reader, esa maravillosa herramienta para estar al tanto de mis sitios y blogs favoritos, y leí este post que recomendaba esta página.

    Todo el asunto me llevo a pensar en la importancia de la persuasión en el mundo de los negocios. A veces, la estrategia de comunicación más sencilla es tener personas en el equipo interesadas en ser claras y persuasivas con su mensajes. Todo un reto, de todos modos, pero una idea básica.

    Ya los griegos propusieron una estrategia para persuadir a un auditorio y la tradición retórica ha producido varias estrategias. La teoría del derecho ha sido catalizadora de ideas sobre persuasión y, al final, los grandes líderes han sido y son buenos contadores de historias, con capacidad de persuadir a públicos amplios. Libros como La Teoría de la Argumentación, La Nueva Retórica, de Chaim Perelman o Las Claves de la Argumentación, de Antony Weston, son recopilaciones extensas y duros en teoría sobre el arte de la persuasión.

    Con todo, me pregunto cuántos gerentes y ejecutivos de nuestro tiempo estarán interesados en leer las ideas de estos autores. ¿Cuántos tendrán tiempo? Pero bueno, el universo del Internet, la comunidad de blogeros y algunos pensadores, sin mucha teorización explícita han tratado de hacer más fáciles las cosas. Basados, seguramente, en el mundo de derecho, la teoría de la comunicación, la teoría de la argumentación, entre otras, han resumido un conjunto de pasos para conseguir discursos y presentaciones exitosas, es decir, persuasivas.

    Todos los consejos apuntan a temas básicos de la teoría de la argumentación; por lo mismo, fundamentales:

    a. Considerar el auditorio o el público
    b. Tener claro el objetivo
    c. Definir lo que se va a decir
    d. Estructurarlo de manera estratégica
    e. Planear el lenguaje a utilizar
    f. Planear las ayudas visuales, auditivas, multimedia
    g. Ensayar, ensayar, ensayar
    h. Simplificar
    i. Saber que los nervios son parte del espectáculo y que casi nadie los nota
    j. Seguir el plan

    Garr Reynols, el impulsor de diseño Zen en las presentaciones, hizo una conferencia muy interesante para un equipo de Google, y podemos verla acá.Verán consejos de limpieza muy simples y poderosos. De seguro Perelman y los suyos se gozarían la simplicidad y practicidad de estas ideas.

    Claro, el ejercicio de persuadir requiere sobre todo pensar, pensar en los argumentos, en las buenas ayudas y estrategias, y claro, trabajar, trabajar para que el mensaje persuada. (Soy conciente de que tanto las presentaciones y las páginas que sugiero no son suficientes, pues el camino medio requiere conocimiento del lenguaje, de la estructura de la oración, del significado de las palabras, de las reglas de la lógica, entre muchos otros temas. Sin embargo, son una introducción emotiva al reto de ser un gran argumentador).

    Para terminar les recuerdo este artículo que publicó hace algunos meses la revista Dinero. Pone el énfasis de la presentación en la historia, además da varios consejos útiles e introduce las ideas de Garr Reynols.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    El blog es un diálogo. Comenta este post.