En Twitter

    follow me on Twitter

    Quieres que te llegue al mail

    viernes, 27 de marzo de 2009

    Los negocios Semilla



    ¿Por qué ustedes en Semilla no se enfocan en un sólo tema? A veces sentimos que están en muchas áreas, me dijo esta semana uno de mis clientes de colectivo más apreciados.

    El asunto generó mucha reflexión con el equipo de trabajo, acerca de la razón de ser de estar trabajando, pensando y ofreciendo servicios en los siguientes temas:

    - Responsabilidad Social Empresarial, como discurso para hablar de nuevos modelos de innovación, de management y de creación de nuevos negocios.

    - Medio ambiente, como pretexto para hablar de la sostenibilidad social, concretada como posibilidad de estrategia en organizaciones.

    - Cultura, como la suma de normas, hábitos, estrategias y prácticas de una organización existentes, positivas y negativas, que quieren ser mejoradas en algunos casos y modificadas en otros, para generar nuevos modelos de management y de negocio.

    - Comunicación, como eje transversal de las relaciones humanas y por lo tanto de las relaciones económicas. Como estrategia para conseguir éxito en los proyectos de responsabilidad social, medio ambiente, buenas relaciones con los grupos de interés y cambios culturales, por mencionar algunas. Como lo expresó el Cluetrain Manifiest "los mercados son conversaciones".

    - Internet, como fenómeno social que permite comunicación con efectos en el consumo, en los mercados (de todo tipo, laborales, de medios, de productos de servicios), y que potencia los modelos de Responsabilidad social, medio ambiente y cambio cultural. Por mencionar algunos de sus impactos.

    El asunto no es nuevo entre nosotros. ¿Cómo justificar la supuesta diversidad de temas? Resolvimos que esa pregunta no era la más importante. Consideramos más importante enviar un mensaje muy claro a nuestro público (clientes, socios y empleados) en el sentido de que consideramos cada una de estas áreas como puertas de entrada para el mismo tema: la transformación de las organizaciones para la competitividad.

    En efecto: la responsabilidad social, con una visión integral, requiere de una estrategia de comunicación con todos los grupos de interés, para los que Internet puede ser muy útil. Además, requiere de un cambio cultural que modifique las prácticas dañinas de los principios universalmente aceptados en medio ambiente, derechos humanos, derechos laborales y transparencia. Si queremos ver la responsabilidad social como un modelo de negocio híbrido, entre filantropía y mercado, requerimos de una estrategia de comunicación eficaz con todas las áreas de la organización. Cómo modelo de innovación requiere de la consolidación de prácticas integrales de creatividad y desarrollo que es posible consolidar con estrategias de cambio cultural.

    Si se mira desde el punto de vista del cambio cultural como estrategia para tener lugares de trabajo más amables, que permitan el desarrollo integral de las personas en todos sus círculos: personal, familiar, laboral y social, se requiere también de una adecuada estrategia de comunicación. A la vez, un proceso de cambio cultural que oriente la organización hacia valores universalmente aceptados, implica a su vez un modelo de responsabilidad social interno, que impacta en primera medida a los empleados, pero que tiene el potencial de irradiar en otros grupos de interés como las familias de los empleados, los proveedores y las comunidades con las que me relaciono.

    También es posible hacer un análisis del medio ambiente tanto como modelo de responsabilidad social, sobre todo cuando se trasciende el licenciamiento y se entiende la transversalidad del medio ambiente en las operaciones productivas. En el mercado mundial existen modelos productivos que generaron innovación a partir de la consideración estratégica de los recursos naturales: caso General Electric en el negocio de la refrigeración, casos de energía eólica, entre otros. Todos estos ejercicios requieren de organizaciones con culturas de innovación, de participación real inteligente en los proyectos, de relaciones de diálogo.

    Finalmente, filosofar sobre internet como fenómeno social podría ser visto por algunos incautos, como un desliz estratégico en una compañía que está pensando en medio ambiente, responsabilidad social, cambio cultural y comunicación. Nada más alejado de la realidad: internet atraviesa actualmente toda actividad social. Los amigos se reencuentran en facebook, las empresas hacen publicidad en línea, las grandes marcas venden en tiendas virtuales, los desastres empresariales se comunican en minutos, el presidente Obama responde más de 30 mil preguntas a más de 12 mil ciudadanos estadounidenses en el primer consejo comunitario on line, grandes empresas ven perjudica su marca por un marketing viral mal intencionado, otras marcas aprovechan el marketing viral para obtener beneficios, los empleados de organizaciones como GE y Starbucks cambian su cultura por una de colaboración a través de mejores herramientas en Internet e Intranet como redes sociales, cientos de pequeños empresarios cuentan con herramientas gratuitas o a muy bajo costo para administrar su negocio, bancos en Indonesia utilizan conexiones de redes móviles para ampliar su cobertura bancaria. Internet afecta la cultura, la comunicación, las prácticas empresariales, los modelos de innovación, todo. Considerarlo y usarlo como estrategia debe ser parte de cualquiera de las demás áreas.

    Muchas veces ha resultado complejo explicar a nuestros clientes porqué queremos hacer lo que hacemos como lo hacemos. El principal escollo para explicarles es que el sector empresarial tiende a segmentar procesos interelacionados. En palabras de Peter Senge: no existe una visión del sistema. El mundo social y en especial el mundo empresarial, para comprender mejor los fenómenos, consolidar estrategias y tratar de avanzar en el negocio, tienden a segmentar la realidad empresarial. Existen áreas de talento, de innovación, de RSE, de medio ambiente y de tecnología, que en principio trabajan por los objetivos del negocio, pero con perspectivas diferentes y segmentadas que olvidan las perspectivas de las demás áreas. Lo cierto es que todas las áreas tienen mucho que aprender de las demás. Una organización abierta al aprendizaje requiere comunicarse mejor para poder construir una visión integral que le permita replantear su negocio, cambiar su cultura y reorientarse conforme con su papel en la sociedad.

    Está demostrado que las organizaciones que trabajan en cualquiera de las áreas que hemos venido comentando pueden ver resultados en sus mercados, en su valoración financiera y en su sostenibilidad empresarial. Este post de Portafolio comenta este tema. Internet acelera el proceso.

    Ahora: ¿qué propone semilla? ¿Por qué, si las estrategias están relacionadas, seguimos segmentando la búsqueda de clientes y proyectos? La razones se hayan en la naturaleza misma del sector empresarial, que ha segmentado las áreas relacionadas. Ha creado compartimentos para comprender y operar fenónemos que comparten muchos elementos. Nuestra visión tiene unidad, pero estamos interesados en poder comunicarnos con varios tipos de actores empresariales, para dar respuestas integrales.

    Finalmente, además de la visión integral y los puntos de encuentro entre las distintas áreas ¿qué otros puntos de encuentro existen?

    En otros post hemos mencionado el método Semilla. Todos nuestros proyectos cumplen 9 pasos que garantizan calidad. En todos, estámos en la capacidad de encontrar puntos de encuentro con nuestras demás áreas y definir la mejor estrategia. Además, es importante aclarar que aunque la mayoría de negocios están estructurados por un equipo base, contamos con consultores asociados en las áreas específicas.

    Bienvenidos!

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    El blog es un diálogo. Comenta este post.