En Twitter

    follow me on Twitter

    Quieres que te llegue al mail

    jueves, 18 de junio de 2009

    Internet, contexto global y competitividad.




    He venido trabajando el tema de cómo Internet ha tenido, y sigue teniendo, un impacto en la vida social de organizaciones pública y privadas. Bien lo decía el ClueTrain Manifiest,:"los mercados son conversaciones". Internet es la gran conversación. Entenderlo es el primer paso para reformular muchos modos de leer el mercado, gestionar el recurso humano, planear el futuro de la organización y, en general, hacer empresa, construir sociedades.

    En efecto, el fenómeno social web 2.0, como se ha dado en llamarlo en los últimos años, ha llevado a que medios de todo el mundo se refieran a su impacto para información en tiempo real sobre brutalidades de un Estado, como es el caso de Irán, sobre su papel en la política contemporanea, sobre su impacto en los negocios, como el de la música, sobre su poder como herramienta en las organizaciones, sobre su uso para reuniones sociales, como eventos, entre otros tantos miles de impactos y usos que se le han dado.

    En nuestro contexto, aunque es cierto que la penetración de Internet en Colombia aún no es profunda, es necesario comprender que Internet es un fenómeno global de tal impacto que ha empezado a generar presiones de tipo local frente a la forma de hacer negocios y el modelo de producción. Es lo que Patricia Aburdene llama la megatendencia de los consumidores concientes, conversando en internet sobre esta y aquella postura de una empresa, sobre lo bueno de sus negocios, sobre los horrores de un estado.

    Esta conciencia genera presiones para que las organizaciones volquen su estrategia para hacerla transparente en la manera como se comunica y en general en todo su proceso. Internet juega un papel doble, ya que se convierte en un gran puente de conexión de ideas sobre valores humanos fundamentales y, al tiempo, en un eficiente dispersor de noticias buenas y malas.

    El asunto, sin embargo, no se pueda abstraer en la construcción social "organizaciones". Se trata de un tema que involucra a personas: directivos, mandos medios, empleados en general; gobernantes nacionales, regionales, locales y ciudadanos. Es necesario comprender que este fenómeno de Internet -lo que llamamos web 2.0, que pone al usuario como protagonista y generador de todo tipo de contenido, en tiempo real y para todo el planeta- ha empezado a tener un impacto real en su mercado, en su sociedad, en su negocio, en su trabajo. Internet tiene el potencial de impactar nuestra vida como habitantes de una comunidad política y como habitantes del mismo mundo. Se trata de una conversación humana, entre humanos, simple y cargada de valores de humanidad.

    Esto significa que las personas de las organizaciones y las organizaciones como una suma de visiones compartidas, valores y estrategia, deben buscar una forma de participar de esta conversación, ya que Internet es una herramienta de impacto poderosa.

    Lo curioso es que participar de esta conversación no implica volvernos versados en Internet, ya que al final las herramientas son simples, gratuitas y globales; cualquiera con poca formación puede empezar a interactuar con ellas. El asunto es comprender que su impacto ha permitido pensar en que es posible un modo actuar en los negocios y en la política distinto al tradicional. Un modo de actuar transparente, ético, socialmente responsable. La presión de miles de millones de ciudadanos concientes, conversando globalmente, es sobre principios fundamentales de la modernidad: democracia, respeto por los derechos humanos, cuidado del ambiente y construcción de contextos de trabajo de respeto.

    Esos ejes no son nuevos para nada, la teoría política, ética y jurídica -que en los últimos 50 años son casi la misma cosa- lleva insistiendo en que las organizaciones públicas y privadas deben apuntar hacia estos básicos. A su vez, la teoría de la administración moderna también está hablando de modelos de gestión abiertos, democráticos, con capacidad de escucha, de integración cultural. Estos modelos de gestión se fundamentan en la comprensión de un contexto de competencia global que requiere empresas inteligentes, innovadoras, con capacidad de adaptación.

    De esta manera, mi visión sobre el impacto de internet en este contexto global y de competitividad puede resumirse así:

    - tenemos una herramienta que está sirviendo como herramienta de conversación y como factor de presión para que las organizaciones se pongan las pilas en construir modelos democráticos.
    - esta herramienta, ha permitido construir mercados informados que están definiendo su decisión de compra o de inversión por la calidad democrática de las organizaciones.
    - el camino teórico y social ya está abonado, los últimos años han entregado suficiente material para entender la necesidad de construir este tipo de relaciones democráticas en las organizaciones.

    ¿Podremos conjugarlos para construir la sociedad, las organizaciones, que queremos?

    ¿Qué opinan?

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    El blog es un diálogo. Comenta este post.