En Twitter

    follow me on Twitter

    Quieres que te llegue al mail

    viernes, 16 de noviembre de 2012

    Notas de emprendimiento después de TedxLaCabrera

    Ayer fue uno de esos días en los que confirmas que muchas de las cosas que has hecho, que parecen desconectadas, van tomando consistencia y te van convirtiendo en lo que eres. En especial cuando confirmas que el goce de hacerlas, parece tener una relación directa con el éxito que logres. Éxito entendido en la versión más amplia: felicidad, seguridad, salud, familia, acceso a dinero, a conocimiento e incluso a prestigio.


    Ayer fue uno de esos días en los que confirmas, ya no sólo internamente sino en el diálogo con otros, que mucho de lo que has imaginado, ideado, creado y pedaleado tiene sentido.

    También puede ser uno de esos días en los que te das cuenta que hablar 8 minutos no es tan fácil. Que las ideas se juntan, se pelean por encontrar un espacio en la fila de las palabras. Y te vuelves a dar cuenta que eso mismo le pasa a otros. Que lo que vez como fluido y sereno cuando alguien habla, muchas veces proviene de una avalancha de ideas, recuerdos y sensaciones que quieren salir todos al tiempo, a veces en forma de silencios y la mayoría de la veces con cierta coherencia.

    Ayer entre las 6:45pm y las 9:30 pm, en la Cámara de Comercio de Bogotá, de la Calle 67, frente a un auditorio de 200 y pico de personas, con transmisión en vivo por internet, un equipo de emprendedores corrimos el riesgo de poner exclusas al torrente de ideas, organizar una historia y contar nuestra experiencia en la innovación y el emprendimiento. Así fue, con tres letras rojas en mayúscula y una x en minúscula a nuestra espalda como argumento de autoridad, hablamos en el TEDxLaCabrera.

    El evento tuvo la magia de reunir ideas, enfoques y estilos diversos sobre el emprendimiento y la innovación, aunque más en lo primero que en lo segundo, que no siempre es lo mismo. Cada historia o cada TED Talk, como se llaman en este escenario, emanaban vida pues eran muestras de la capacidad humana para enfrentar la realidad e imaginar un mundo distinto. Pasamos por la tecnología, la consideración del medio ambiente y de los temas sociales, la comprensión de la interconexión de los mercados lationamericanos, la existencia de ecosistemas, las necesidades del emprendimiento y la importancia de la búsqueda de la felicidad.

    En ese camino, no encontramos todos, como speakers y espero que como audiencia, en la importancia de creer en las ideas, de confiar en nuestra capacidad para desarrollar proyectos. Coincidimos en que el emprendimiento es un modo de vida que trasciende los ámbitos de generación de dinero, para insertarse en la posibilidad de construir desde sus puntos esenciales un proyecto de vida integral, con sentido, que nos conduzca a la felicidad. Coincidimos en que el emprendedor es un tipo especial de persona, que tiene una especie de talento, como cuando se nace con cuerdas vocales bendecidas. Coincidimos en la comprensión de la profunda soledad del emprendimiento, que necesita apoyos en el ecosistema económico, a través de mentores, ventures managers, otros socios, inversionistas, e incluso apoyo en los 230 millones de personas conectadas a internet en Latinoamérica.

    Esencialmente creo que las diferencias están en los acentos, en la importancia que le damos a cada una de las formas de pensar ese camino entre la imaginación, el nacimiento y consolidación de un modelo de negocio exitoso. Hubo énfasis en la importancia de mirar globalmente, pensando en empresas con alto impacto y capacidad de crecimiento, énfasis en la importancia de conectar los ecosistemas, énfasis en la importancia de innovar en los temas más urgentes para la existencia posible para todos, énfasis en la importancia del conocimiento para tomar en serio nuestro entorno, énfasis en el apoyo que necesitan los emprendedores, en la importancia de considerar todo el ciclo de lo que consumimos, y de aprovecharlo como materia prima para hacer música.

    Todo estos encuentros y acentos, fueron posibles gracias a una logística cuidada, a un trabajo que comenzó hace varios meses y que incluyó la preparación de los speakers, la búsqueda de patrocinios, el diseño de materiales, la selección de la audiencia, la presencia en redes sociales, y supongo que un largo etcétera inumerable.

    Para el futuro conviene pensar en incluir un balance de género más claro. Andrea, de Latin Latas, tuvo la fortaleza de hacer quizá la presentación más recordada de todo el TEDxLaCabrera y de representar como speaker a tantas mujeres que emprenden tantas cosas. Para el próximo TEDxLaCabrera seguramente los logros de éste se parezcan. También me gustaría creer que tendré otra oportunidad de, como dicen el TED "dar la charla de mi vida", tendré que esperar algún tiempo, porque estoy seguro que se vendrán muchas más cosas que contar.

    No puedo terminar sin agradecer a @jggv @sergiozuluaga @paulettefranco @fortouldanna, por su invitación, consejos y apoyo. Y a: Orlando Rincón, René Rojas, Diego Ávila, Esteban Mancuso, Andrea De Francisco, Luis Florez, Pablo Emilio Venegas y Mario Chamorro, por la buena onda y compinchería de speakers. A todos los que asistieron, a los que lo vieron on line, y a los que lean, comenten y twitten este post.

    ¿Cómo les pareció a ustedes el TEDxLaCabrera?

    2 comentarios:

    1. Excelente resumen del evento haces aquí Juan Andrés. Yo fui asistente y la verdad disfruté muchísimo llevando mi mente y emociones por donde cada uno de ustedes speakers nos iban conduciendo. Me vi reflejado en muchos de ustedes y retratado en muchas de sus historias. Gracias por recalcarnos la importancia de "innovar en lo urgente" y quisiera resaltar el mantra dado por Luis Florez: "A partir de hoy voy a CREER, a partir de hoy voy a CREAR"
      Saludos!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Gracias Felipe... realmente resultó una experiencia también muy emotiva, inspiradora y de aprendizaje para mi.
        Un abrazo,

        Juan

        Eliminar

    El blog es un diálogo. Comenta este post.